El futuro de los servicios de carga aérea internacional

¿Qué son los servicios de carga aérea internacional? Cuando hablamos de carga aérea internacional, nos referimos a cualquier mercancía que se transporta a través de una compañía aérea. El transporte de aéreo, es una de las formas de transporte de carga más utilizadas, por su rapidez en cuanto a los envíos a nivel nacional e internacional. Una estrategia fundamental para los mercados que exigen velocidad y confiabilidad. 

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, “la carga aérea transporta bienes por valor de más de 6 billones de dólares estadounidenses, lo que representa aproximadamente el 35 % del valor del comercio mundial”.  

Para pensar en el futuro de nuestros mercados de carga aérea, tenemos que mirar los últimos años y los efectos que la COVID-19 tuvo en  la industria específicamente. En la primera mitad de 2020, hubo una gran disminución en la capacidad, específicamente con carga de pasajeros, en gran parte debido a vuelos cancelados debido a la escasez de espacio. Una vez que la COVID 19 estaba en pleno apogeo, hubo un » aumento relacionado con la pandemia » específicamente para PPE y otros productos específicos asociados con equipo de salud y protección, que afectó tanto a las importaciones como a las exportaciones hacia y desde los EE. UU. Otras regiones a lo largo del comercio mundial también vieron el aumento en la carga aérea, especialmente en las rutas de Asia-América del Norte. 

En consecuencia, 2 años después vemos que los servicios de carga aérea internacional se estabilizan lentamente una vez más. Según IATA en 2022, “La industria de la aviación global registrará una pérdida neta de $ 11,6 mil millones, en comparación con una pérdida de $ 51,8 mil millones en 2021”. También podemos esperar que las demandas aumenten nuevamente el 61% de las cifras previas a la pandemia, en comparación con un aumento del 40%o en 2021. 

El mayor crecimiento esperado es al interior de los Estados Unidos. A nivel internacional, la mayoría de los países están reduciendo sus restricciones a los viajes aéreos, lo cual es una fuerza impulsora de los viajes aéreos nacionales; sin embargo, IATA ha publicado que las pérdidas a nivel nacional e internacional por el COVID-19 han cobrado un precio tremendo. “La magnitud de la crisis de  la COVID-19 para las aerolíneas es enorme”, comentó Willie Walsh, director general de IATA. “Hemos superado con creces el punto más profundo de la crisis. Si bien persisten problemas serios, el camino hacia la recuperación está a la vista. La aviación está demostrando su resiliencia una vez más”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.