La terminal Meishan de Ningbo cerrada por octavo día consecutivo

En lo que parece un año de incesantes interrupciones para el sector de la logística internacional, nuevamente nos enfrentamos a otro cuello de botella perjudicial con la reciente suspensión de las operaciones en la terminal Meishan de Ningbo en China. El anuncio se produjo el pasado 10 de agosto, después de que un trabajador portuario dio positivo para la variante Delta.

La terminal de Meishan representa el 25% de la carga de contenedores en el puerto de Ningbo. Debido a la acumulación rápida de retrasos, muchas de las líneas de barcos de vapor más grandes del mundo, se han desviado a otros puertos chinos en un intento de evitar largos tiempos de atraque. Las desviaciones están provocando un aumento en la congestión de los puertos de Yantian y Shenzhen, lo que agrava aún más la ya grave situación, justo ahora, cuando empieza la temporada alta.

No debería sorprendernos que el espacio limitado y los altísimos precios del transporte no se beneficien del reciente cierre. Por esta razón, es fundamental planificar el futuro. Se sugiere que los importadores tengan en cuenta tiempos de entrega y consideren los modos de transporte que tienen a su alcance. Es por eso que deben comunicarse constantemente con los proveedores para garantizar que la documentación adecuada esté protegida y que las recogidas y entregas oportunas estén programadas para evitar retrasos innecesarios.

El equipo de especialistas en importación y exportación de GLC está aquí para ayudarlo. Para obtener más información sobre cómo prepararse mejor para la temporada alta y mitigar el riesgo, envíenos un correo electrónico a info@glc-inc.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *